¿AMOR o MIEDO?

La elección de la salud o la resignación.

¿Recordáis las ocasiones en las que fuisteis cuestionadas por dar pecho en espacios públicos a vuestras criaturas?
¿O las veces que vuestro pediatra o familia, os recomendó no hacer colecho?
¿Y las veces que el dentista os aseguro que la lactancia materna creaba caries?
¿Y la experiencia de ser acusadas de «mamitis» en escolarización de vuestros peques?
¿Y qué me decís de las acusaciones de malcriar por atender al llanto?

Son muchos los ataques de la visión social oficial, ante la opción de la «diferencia» en la crianza y la educación.
Y, sin embargo, hemos defendido la salud emocional de nuestros hijos/as pese al señalamiento social. Nos ha costado, pero hemos logrado muchos derechos saludables:

  • El derecho al parto natural y a ser acompañadas en el acto de dar vida.
  • El derecho a la lactancia natural y prolongada.
  • El derecho a acompañar los procesos madurativos desde la Empatía y el respeto.

En definitiva, el derecho a la vida.
¿¿¿Y ahora???
¿Qué está pasando ahora? ¿Ya no podemos ser coherentes con estas opciones vitales que defienden la vida y la Salud en la infancia y adolescencia?
¿POR QUÉ?
Por una sola razón:
POR MIEDO.
Miedo inoculado a morir y a enfermar.
Y ante ese miedo bombardeado sistemáticamente, claudicamos y nos resignamos y renunciamos a Sus derechos vitales:
Jugar al aire libre.
Socializarse.
Ser y vivir como niños-niñas y adolescentes.

En definitiva: renunciamos a su derecho a CRECER SIN MIEDO.

Defender la vida, jamás es ser negacionista.
Los virus y bacterias existen.
Ser negacionista, es aceptar el MIEDO como medio de vida y de sumisión a-crítica.
Defendimos el parto natural y la lactancia.
Defendimos la Crianza respetuosa.
Defendemos la vida.
NO perdamos la coherencia.
NO criminalicemos a la infancia como portadores de muerte y enfermedad. Cientos de estudios lo cuestionan.
Seamos coherentes en tiempos de caos y confusión.
La Infancia y la Adolescencia, lo merecen.
NO a la resignación.
NO neguemos el derecho a la vida.
NO somos robots.
La salud, es cuidar el bienestar biológico, Si.
Pero sin ignorar LA SALUD EMOCIONAL Y Social.
Y tanto la salud emocional como la social, están siendo sistemáticamente pisoteadas e ignoradas.
¿Es eso vida?
Ningún virus justifica estos atropellos.
La solución no es el miedo ni la sumisión.
La respuesta está en la Prevención y la salud.
Y sin respeto a su bienestar emocional, y social, sólo hay supervivencia resignada y sometida sin justificación alguna.
La salud y la Prevención, IMPLICA LA DEFENSA DE:

  1. Ratios reducidas y en espacios al aire libre: Redunda en beneficio de la calidad de enseñanza y reduce el paro de profesorado.
  2. Apertura de Parques infantiles: derecho al juego y la Socialización.
  3. Ninguna información debe estar basada en el MIEDO para lograr obediencia.

BASTA DE ATROPELLOS.
POR UNA INFANCIA Y ADOLESCENCIA SANA Y FELIZ.

Yolanda González

Presidenta de APPSI​

4 comentarios en “¿AMOR o MIEDO?

  1. Muchas gracias Yolanda,por defender con contundencia y amor a nuestras/os peques.
    Tenemos que parar la barbaridad que se está haciendo con ellas/os.
    Familias, educadoras/es, políticas/os…miremos al corazón de nuestros tesoros y demosles lo que es su necesidad y su derecho.

  2. Una información Saludable hacer Prevención a los niños y adolescentes para un futuro más humano ,la resignación es la derrota la lucha es superar los obtáculos

  3. Eskerrikasko Yolanda por tu ánimo…pero yo también tengo miedo…no a enfermar por el virus pues me siento con recursos para que hospede en mi cuerpo como un parásito inerte con la mesura que le imponen mis Aliados y un terreno infertil para él. Tampoco miedo a morir….pues pienso que ya florece algo de mi siembra en mi espacio futuro. Si tengo miedo a la represión sanitaria de lo que intuyo nos preparan con las vacunas y la violación del espacio domiciliario e íntimo que se pueda dar con los cambios de leyes al ver como estan potenciando la figura de la AUTORIDAD SANITARIA…cuando legalmente no existe tal autoridad. Este es el verdadero y gran peligro. Salud y mucho ánimo. Iulen

  4. Yolanda, muchas gracias por tus palabras, y por tu lucha incansable, nos das fuerzas y energía para seguir apoyando una crianza saludable. Estar en estos momentos defendiendo los derechos de la infancia y la juventud es ahora más difícil que nunca. Están siendo los colectivos más perjudicados en todo este desastre.

Deja un comentario